Mantenimiento y limpieza de electrodomésticos

limpieza de electrodomésticos

El buen mantenimiento de electrodomésticos requiere una buena limpieza de los mismos. Si quieres prolongar su vida, ahorrando dinero y respetando el medio ambiente, basta emplear unos simples trucos para la limpieza de electrodomésticos según el tipo de aparato.

Y es que, mantener los electrodomésticos en buen estado no sólo alargará su vida, sino que además es fundamental a la hora de evitar accidentes en el hogar producidos por posibles cortocircuitos o malos funcionamientos.

La vida diaria en casa está rodeada de electrodomésticos. Los utilizamos para hacer limpieza o la colada, aunque sus principales funciones están en la cocina, en la preparación de alimentos y bebidas, así como para lavar la vajilla o almacenar la comida. En este sentido, hay que tener en cuenta que, cuando de limpiar los electrodomésticos se trata, es importante considerar tanto sus superficies como sus conductos internos, ya que la suciedad interna puede afectar su funcionamiento y reducir su vida útil.

Os dejamos a continuación 9 consejos para su correcto mantenimiento:

  • No limpies o manipules los electrodomésticos sin antes haberlos desenchufado de la corriente eléctrica, ya que podría darte una descarga.
  • Limpieza de electrodomésticos externa. Es bueno limpiar los electrodomésticos, no solo en su interior sino también por fuera. Existen materiales como el acero que tienen productos específicos para su limpieza.
  • Limpieza en profundidad de la nevera. El contacto continuo con la comida, los posibles derramamientos, manchas y el deterioro de los alimentos, harán necesaria la limpieza interior de la nevera al menos una vez cada tres meses.
  • El cajón de detergente de la lavadora. Es una zona húmeda y puede originar moho. Es importante limpiarlo cuando haya exceso de restos de jabón. Además, pasa regularmente un trapo limpio y humedecido por la junta de la goma. Es allí donde se acumula la espuma sucia que, pasado el tiempo, provoca un olor desagradable. Esto se produce sobre todo si lavas con un detergente líquido.
  • El microondas. La mayoría de microondas permiten sacar el plato. Sácalo y lávalo a mano, después con un paño de microfibra mojado en una mezcla de agua y vinagre limpia las paredes.
  • El lavavajillas también hay que limpiarlo. Existen productos específicos para la limpieza interior de la lavadora y lavavajillas, también puedes limpiar el filtro con agua caliente y un cepillo.
  • Las campanas y los sistemas de extracción de la cocina se ensucian frecuentemente y para limpiarlos lo ideal es lavarlos manualmente sumergiéndolos en agua hirviendo mezclada con algún producto desengrasante.
  • Limpieza de pequeños electrodomésticos. Los pequeños electrodomésticos suelen acumular cal con su uso. Cafeteras, planchas y jarras hervidoras son los aparatos más vulnerables a la acumulación de cal. Para limpiar la cal de los pequeños electrodomésticos y prevenir su formación, lo mejor es vaciar los recipientes cuando has terminado de usarlos. No dejes agua estancada en ellos durante horas e incluso días. Aunque los productos antical funcionan, el vinagre es una alternativa válida y natural si haces limpieza periódicamente. El agua con limón también es una opción.

Limpieza de electrodomésticos con bicarbonato.

El bicarbonato se ha alzado con el título de método de limpieza natural, eco y bio por excelencia. Con él, muchas personas no sólo limpian el suelo de su hogar, también su ropa, sus tuberías y sí, sus electrodomésticos.

Lavadoras, lavaplatos, hornos, microondas, neveras y un largo etcétera. Todos y cada uno de ellos se caracterizan, sobre todo si se usan asiduamente, por acumular suciedad de grasa y restos de comida en sus superficies.

Limpiar la nevera con bicarbonato.

Para limpiar la nevera con bicarbonato, será necesario preparar la siguiente mezcla:

2 cucharadas de bicarbonato de sodio
½ limón exprimido
1 vaso y medio de agua

Limpiar la lavadora con bicarbonato.

La limpieza de la lavadora con bicarbonato se realiza de una forma muy sencilla. Para empezar, la mezcla para ello debe constar de un vaso pequeño de yogur de bicarbonato, acompañado de otro de vinagre de limpieza o de manzana. Estos productos no se deben mezclar antes de ponerlos dentro de la lavadora. Depositar el bicarbonato dentro del cajetín del suavizante y el vinagre, rociarlo en el tambor.

Una vez listos estos productos, se debe iniciar la máquina en el aclarado y centrifugado. Asimismo, la goma del tambor también se puede limpiar con una bayeta humedecida en esta mezcla. Esta limpieza se recomienda realizarla una vez al mes para así conservar la maquinaria de la lavadora en perfectas condiciones.

Limpiar el horno con bicarbonato.

Para limpiarlo, se debe rociar el interior del horno con agua y cubrir toda su superficie con bicarbonato. El horno se debe dejar con la tapa cerrada y reposando durante toda la noche. Al día siguiente, se limpia con una bayeta humedecida con agua.