Aumenta la limpieza en aerolíneas para proteger a los pasajeros y tripulantes.

limpieza en aerolíneas

Las aerolíneas están intensificando las medidas para evitar la propagación del coronavirus a través de la contaminación de persona a persona en los aviones, desde eliminar los rellenos de vino y agua hasta evitar que los pasajeros toquen bandejas de servicio y canastas de alimentos.

Enfrentando una fuerte caída en la demanda de viajes debido al aumento de los brotes de coronavirus en todo el mundo, las aerolíneas ofrecen a los viajeros opciones de reserva gratuita mientras intentan calmar los nervios sobre la limpieza de la cabina y los sistemas de circulación de aire.

Las aerolíneas han dado a conocer las nuevas medidas temporales de bioseguridad que tendrán que implementar en los aeropuertos y durante el vuelo conforme se vaya reanudando el tráfico aéreo en los próximos días. La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) publicó una hoja de ruta para los viajes aéreos en medio de la pandemia de COVID-19.

“Actualmente no existe una medida única que pueda mitigar todos los riesgos de reiniciar los viajes aéreos, pero creemos que un enfoque globalmente consistente y basado en resultados representa la forma más efectiva de equilibrar la mitigación de riesgos con la necesidad de desbloquear las economías y permitir los viajes”.

La manera exacta para la limpieza en aerolíneas depende del modelo del aparato, de si es un vuelo de larga o corta distancia, y de cuánto tiempo permanecerá en tierra.

Y la hora de llegada, las condiciones climatológicas y las horas punta también tienen un papel en el proceso, remarca Taylor.

Los vuelos domésticos, por ejemplo, despegan muy rápido después de haber aterrizado.

Así que queda menos tiempo para limpiarlos que los aviones transatlánticos.

Protocolo establecido para la limpieza en aerolíneas y prevención ante el COvid-19.

  • El acceso a la terminal estará limitado a empleados del aeropuerto o aerolíneas y viajeros.
  • Se tomará la temperatura corporal en los puntos de acceso a la terminal.
  • Uso de mascarillas por pasajeros y empleados.
  • Distanciamiento físico a lo largo de todos los procesos de atención al pasajero.
  • Autoservicio para la facturación para reducir al máximo la confluencia de personas.
  • Limpieza y desinfección de superficies de alto contacto y uso continuo de desinfectante de manos.
  • Protectores faciales para todos los pasajeros y mascarillas para la tripulación.
  • Servicio de alimentos y bebidas pre-envasados para reducir la interacción entre pasajeros y tripulación.
  • Prohibido hacer fila para entrar al baño. (durante el vuelo)
  • Limpieza más profunda y mejorada de la cabina.
  • Todos los artículos de mesa, vajilla, cubiertos y cristalería se desinfectan antes de lavarlos.
  • El equipo de cocina, incluidos los carros y los transportadores, se segregan, desinfectan y lavan.
  • Los clientes en vuelos internacionales de larga distancia cuentan con kits de servicios, que contienen desinfectante de manos o toallitas de limpieza.

 

No cabe duda que el coronavirus provocará cambios importantes en diversas industrias y la aviación ya es una de las más afectadas. Con el 90% de su flota en tierra, muchas empresas tendrán tiempo para replantearse algunos procesos a futuro y uno de ellos tendrá que ser la desinfección y limpieza en aerolíneas. Después de una pandemia será necesario garantizar la salud de todos los pasajeros, no solo aquellos que pagan por el boleto más costoso.